Categoría: Blog

Louis Vuitton Factory, un viaje inolvidable

Aunque me declare desde pequeña,  fiel amante de Louis Vuitton, solo hasta haber conocido su proceso de producción, le atribuyo el valor que realmente merece esta marca de lujo. 

Una cartera, tan imponente y tradicional como la Neverfull o tan moderna y arriesgada como la Bleecker Box,tarda 12 semanas en volverse real, tangible.

Todo empieza con un dibujo aprobado que reciben en planta para empezar el mágico proceso de ser convertido en accesorio, eso sí, nada es por arte de magia, o tan fancy y soft como verlo exhibido, detrás hay un trabajo arduo, lleno de presión, concentración y convicción para lograr la calidad requerida.

La estrategia detrás de su éxito se encuentra en la sinergia, exactitud, excelencia y trabajo en equipo de sus creativos; las carteras pasan de mano a mano de quienes cosen y cada uno agrega un detalle y va puliendo el modelo. 

¿Qué me deja esta experiencia? 

-Una total admiración por este trabajo tan manual y perfecto que realizan, en su mayoría mujeres.

-El estricto control de calidad que tiene cada una de sus piezas, un trabajo 100% humano–hecho, monitoreado, supervisado y aprobado por personas con un alto conocimiento y experiencia–.

-La certeza de que es un trabajo handmade, pero que prevé hasta el más mínimo detalle para que esa Cannes que reciben en Estados Unidos, sea la misma que se exhibe en una tienda europea.

-Su capacidad para renovarse como marca, sin perder el diferencial, la exclusividad y clase. 

En resumen, fue un día de ensueño que me queda guardado en la memoria y en este texto que quise compartirles. La experiencia Louis Vuitton Factory, literalmente, ha sido un viaje del que no hubiera querido regresar. ¡Gracias LVMH por la oportunidad!

contenido de moda, louis vuitton, marcas de lujo

Dos sencillos pasos para hacer las bolas de avena pre-running

Estos son los dos sencillos pasos para hacer las bolas de avena que suelo comer antes de trotar.

1. En un bowl, mezcla avena ( en hojuelas o harina), dos cucharadas soperas de aceite de coco, una cucharada sopera de mantequilla de almendras, cacao al gusto y tres chorros de leche de almendras.
2. Revuelve todos los ingredientes y luego arma con tus manos las bolitas del tamaño que quieras.

Nota: les puedes agregar un poco de banano, coco rayado, más mantequilla de almendras o miel, en caso de que no percibas mucho el sabor. En mi caso, entre más simples, mejor.

… ¡y listo! Que las disfrutes.

estilo de vida, running, trotar

  • Blog

“Ninguna mujer volverá a ser marcada para siempre”

Acabo de encontrarme con una noticia que me alegra y a la vez me cuestiona, “Doctora crea maquillaje a prueba de ácido… Como cambiar la mentalidad de un montón de generaciones parece ser algo muy lejano, han aparecido otras formas de evitar este tipo de tragedias. Una de ellas es la que propone la doctora Almas Ahmed, quien asegura haber inventado el primer maquillaje a prueba de ácidos del mundo”.

Continuar leyendo

Moda sostenible, un descubrimiento inspirador

Mi llegada a Barcelona, con un equipaje compuesto por sueños, snacks saludables y un par de prendas básicas, fueron el inicio de mi acercamiento al concepto. Luego se sumó la influencia de una roomie apasionada por la sostenibilidad y a partir de allí una serie de artículos, documentales y marcas con las que me he venido encontrando desde hace tres semanas.

Recuerdo haber escuchado comentarios previos a mi viaje tales como, “no te encartes con ropa que en España consigues por montones y a buen precio” casi a un mes de haber llegado aquí, sigo recorriendo kilómetros buscando afirmar ese comentario; con las calles recorridas también aumenta mi desconcierto frente a él y mi ilusión hacia la nueva perspectiva que quiero adherir a mi forma de ver y consumir la moda, se trata de la moda sostenible.

Alguna vez se han preguntado, ¿por qué nuestras abuelas, con escasas prendas en sus armarios lucían pulcras y elegantes?,  hoy empiezo a responderme a mí misma de la siguiente manera: porque cuidaban de las pocas prendas que tenían y las elegían con tal precisión que no necesitaban más que lo necesario para las ocasiones que lo ameritaba, todo justo a su medida. La evolución del rol de la mujer en la sociedad hace que la anterior reflexión no nos identifique de la misma manera, pero sí, por lo menos, nos hace cuestionarnos sobre si todo eso que tenemos en nuestros saturados armarios lo utilizamos.

Este abrebocas a un tema que quiero seguir desarrollando en mis próximos posts es un llamado a analizar aquello que es indispensable para definir nuestro estilo, desde lo material – qué prendas te definen, cuáles son las básicas de tu armario, en qué entorno te desenvuelves para proyectarte asertivamente desde lo que usas–esto con el ánimo de que nos eduquemos y poco a poco migremos a cambiar nuestro chip y adherir el concepto de moda en nuestras vidas, pero desde una visión sostenible, no se trata de cantidad sino de calidad.

Primera entrega 

Gracias Paulina Araujo por tu insumo y orientación.

  Suscríbete

Contenido sobre marca personal, moda y estilo de vida.






Desarrollado por Half Orange Agencia