El ajetreo del día a día y la súper ocupación en la que vivimos nos han llevado a padecer, casi que sin darnos cuenta, de ansiedad y miedo a no estar haciendo nada.

¿Eres de esas personas que literalmente siente temor al aburrimiento? Sí es así, posiblemente padeces de una nueva enfermedad, la ociofobia.

Los síntomas:

Mucha ansiedad. En los casos más graves es una ansiedad anticipatoria: se pasa muy mal antes de las vacaciones y de los fines de semana. Causa pavor no tenerlo todo planificado o estar haciendo algo todo el tiempo. Se teme al aburrimiento. Es un miedo irracional porque no hay nada que temer. Un poco de aburrimiento, de no hacer nada, es bueno y necesario

Antecedentes:

 

El problema empezó a partir de la revolución industrial, cuando se inventó que la virtud de la sociedad era la eficacia en la producción. Nos regimos por leyes antinaturales que podrían resumirse en cuanto más, mejor, pero aterrizando esto en la actualidad llegamos a la conclusión de que ese ajetreo diario y sobrecarga a la que te estás acostumbrando, terminará convirtiéndose en problemas de salud, agotamiento, insatisfacción hacia la vida misma y un desequilibrio emocional que no te dejará rendir y dar todo de ti por eso es  tan importante ¡Buscar el equilibrio!

 

¿Qué hacer al respecto?

  1. Controla el uso de aparatos electrónicos en especial de tu celular. La hipercomunicación de las redes es nociva. Esa sobreabundancia que se da en los grupos de Whatsapp es inasumible y estresa.
  1. Mira a la pared de vez en cuando: esto, aunque suene raro, es una excelente alternativa para relajarse y despierta la creatividad de manera sorprendente
  1. Las mentes sosegadas dan mejores frutos. Sí, las cosas más valiosas no salen de mentes frenéticas sino ociosas. La proporción ideal sería una hora de negocio y 23 de ocio. Los leones cazan una vez por semana. Una de las sociedades más racionales y ecológicas son los indios del Amazonas, dedican una hora al día a trabajar, el resto, a pasear, charlar con sus vecinos. A disfrutar el día. Este debería ser el modelo a seguir. La producción de bienes y las realizaciones no dan la felicidad.

Debes relajarte, recortar. Renunciar a actividades innecesarias, no vivir cargado de ropa, pero tampoco desarreglado, ser tú y reflejarlo en tu apariencia y actitud, bajarle al ritmo, caminar despacio y observar lo que sueles dejar pasar desapercibido, ¡Recuerda! Empezar  ya es ir a la mitad del camino…

 

*Entrevista base del psicólogo y escritor Rafael Santandreu

 

Hoy Sin Pecado Concebido nos enseña una receta saludable y práctica que se está convirtiendo en tendencia, Poke Bowl de atún. Aprende a hacerlo de forma casera de este modo comerás sano y no tendrás que hacer la inversión por fuera

En este plato se unen sabores asiáticos, pescados crudos, la estética de los bowls, y la infinita combinación de alimentos saludables.

Aquí va la receta:

(Para 2 personas)

2 filetes de atún (el más fresco que encuentras donde lo compras) cortado en cubos de 1 cm

1 taza de arroz integral cocido

1/2 de pepino en cubos pequeños

1/2 lechuga (hojas de lechuga a tu gusto)

1/2 de cebolla cabezona roja cortada en cubitos muy pequeños

8 tomates cherry partidos a la mitad

Vinagre de manzana

El zumo de un limón y su ralladura

Para marinar el atún

1 cda de aceite de ajonjolí

1/4 de tz de salsa soja

1cda de salsa hoisin

2 das de agave

1 cdta de paprika

1 cda de ajonjolí

En un bowl pones los ingredientes de la marinada de atún, y los mezclas muy bien, luego, integras los cubitos de atún y reservas mientras preparas los demás ingredientes

Para el arroz: el mejor tip para hacer un buen arroz integral es dejarlo remojar toda la mañana, o desde la noche anterior, y hacerlo con un poco más de agua que el normal, yo pongo por una parte de arroz 1 y 1/4 de agua, sal marina y listo

En otro bowl mezcla el pepino y la cebolla con el vinagre de manzana y le agregas sal al gusto. Al resto de ingredientes solo ponles un poco de sal marina y listo.

Para armar, sigue la secuencia de las fotos, y apenas termines ponle el zumo de limón

 

 

¡Fue así de fácil y rica esta receta y lo más importante, Sin Pecar!

Sigue a nuestra blogger de cocina consciente:

Facebook:  Sin Pecado Concebido

Instagram: sinpecadoconcebido

Blog: Sin Pecado Concebido

*Imagen destacada extraída de PopSugar

 

  • Para que te despiertes de buen ánimo recuerda que debes descansar al menos 6 horas para que tu cuerpo recupere una buena carga de energía.
  • Si te molestan las alarmas convencionales puedes descargar una aplicación en tu celular de alarma inteligente que te despertará en el mejor momento cuando tu sueño es más ligero.
  • Cuando te levantes puedes tomar agua con 3 o 5 gotas de zumo de limón, esto te ayudará a favorecer la formación de colágeno y beneficiará a tu sistema inmunológico.

Para el rostro:

  • Limpia tu rostro para eliminar cualquier rastro de grasa y maquillaje, de esta manera tu piel estará lista para absorber otros productos para el cuidado de tu piel.
  • Tonifica tu rostro para restablecer el pH natural de tu piel.
  • Hidrata tu rostro y aplícate protector solar.

Finalmente:

  • Es importante que desayunes todos los días, puedes tener una dieta saludable y baja en carbohidratos pero lo importante es que cuides tu alimentación.
  • Puedes realizar estiramientos, meditar o hacer ejercicio entre 5 a 10 minutos, sabemos que no siempre tendrás mucho tiempo entre semana pero no estaría mal esforzarse para conseguirlo.
  • Organiza tu día, tener las cosas planeadas es lo mejor para que te rinda el tiempo, tu eliges si llevar contigo una libreta o escribir tus actividades en tu móvil.
  • Empaca un refrigerio balanceado puedes llevar paquetes pequeños de galletas, porciones de fruta, yogurt, etc.

En nuestro post anterior, hablamos un poco de algunos trucos para mantener nuestro estilo de vida saludable durante las vacaciones. No obstante, esas cenas a altas horas de la noche, el postre de más y los almuerzos en grandes cantidades, seguro a algunos nos tienen penando esta semana. Así, que les daré 3 de mis platos favoritos que ayudan a quitarnos esa pesadez y recuperarnos de Semana Santa.

Soy un poco escéptica a la hora de someterme a detox con jugos, (los cuales están de moda) por 3 días o hasta una semana, y lo soy no porque no crea en sus beneficios, porque con seguridad son buenos, sino porque creo que debemos estar muy preparados para hacer esta clase de regímenes. Me puedo imaginar tomando solo líquidos por tres días, pero también me veo al cuarto día como una cabra comiendo de todo y haciendo lo contrario, por ello prefiero tener, una semana en la que me preparo platos altos en antioxidantes, que sé que me ayudarán a alivianar mi estómago y a volver a mi rutina con tranquilidad.

Para los desayunos

Un batido muy cargado de antioxidantes, con arándanos o moras azules y coco

ingredientes:

1 taza de arándanos o moras azules, o combinadas si quieres

1 taza de taza de leche de coco o agua de coco, lo que tengas

1/2 cucharadita de extracto de vainilla

2 dátiles (opcionales)

Miel al gusto (opcional)

Pon todos los ingredientes en la licuadora con 4 cubos de hielo, bate en velocidad alta por 30 segundos, y sirve!

Para el almuerzo, Fideos de arroz, verduras y pesto

Ingredientes:

(para dos personas)

1 paquete de fideos de arroz

1 taza de tomates uvalina partidos por la mitad

1 pechuga de pollo hervida y mechada

8 Espárragos partidos en cuartos

2 tazas de Espinaca baby lavada y desvenada

2 dientes de ajo machacados

1 cita de aceite de oliva

sal y pimienta al gusto

Preparar la pasta con las instrucciones del paquete.

A parte en un sartén pon el aceite de oliva a fuego medio, el ajo y los demás ingredientes, sofríe por 3 minutos, agrega la sal y la pimienta.

Para el pesto

1 taza de albahaca

2 dientes de ajo

3 das de aceite de oliva

1/4 de taza de agua

1/4 taza de nueces

y una pizca de sal

Pon todos los ingredientes en el procesador o licuadora y listo.

En un bowl mezcla la pasta, las verduras y el pesto, rectifica sal y pimienta. ¡Disfruta!

Cena, sopa de zanahoria chía y comino.

Ingredientes:

3 zanahorias cortadas en cuartos

1/4 de cebolla cabezona

1 cucharadita de comino

2 das de chía

1 diente de ajo

1 cucharada de sal

1 cucharadita de jengibre rallado

En una olla, pon aproximadamente 5 tazas de agua, vierte las zanahorias, la cebolla, una cucharada de sal. tápalas y déjalas cocer a fuego medio hasta que las pinches con un cuchillo y ya estén blanditas.

Saca las zanahorias, la cebolla y viértelas en la licuadora, usa el agua en la que las cocinaste, en la misma cantidad que ocupan la zanahoria y la cebolla en la licuadora. Procesa si tu licuadora tiene procesador y si no, simplemente bates a velocidad rápida hasta que tenga la consistencia que te guste.

Viertes las mezcla en una olla otra vez y agregas el comino, el jengibre y la chía, rectificas la sal, y si quieres ponle algo de pimienta.

¡Sirve caliente y disfruta!

Estas recetas son sencillas y seguro te dejarán una sensación de bienestar.

Ilustración por:

Angélica Moreno

Instagram: @angelicamoreno

Twitter: @angemoreno

Facebook: Fashion illustration by angelica

 

Artículo por:

Sin Pecado Concebido

 

Facebook: Sin Pecado Concebido

 

 

  Suscríbete

  Obten las últimas tendecias sobre fashion y lifestyle directo a tu correo.








Desarrollado por Half Orange Agencia